El futuro del turismo en España para 2022

turismo interno 2022

Los esfuerzos por el bienestar han dado lugar a un avance en la inoculación, lo que se convierte en la mejor información para los individuos que desean recuperar la sensación de viajar. España es un lugar de vacaciones habitual y según fuentes oficiales, es normal que el repunte turístico se produzca a finales de la temporada de primavera de 2022 en un entorno en el que la industria de los viajes aborda el 2,4% del PIB con 3 millones de puestos, según indica la información del Instituto Nacional de Estadística.

Entre las mascarillas y una gran cruzada de vacunación, España avanza hacia una recuperación constante. En esta línea, los planes que quedaron incompletos a causa de la pandemia pueden reactivarse en un país ansioso por recibir huéspedes de todo el mundo por cualquier motivo, entre ellos viajes de trabajo, estudios o, básicamente, ocasiones deportivas.

Puesta en marcha del turismo interno

Un recuerdo lejano es aquel 2019 en el que los extranjeros que se presentaron en España ingresaron más de 92.000 millones de euros en las arcas públicas, tal y como indican los datos de la Organización Mundial del Turismo. La pauta de llegadas en el país por entonces fue de unos 84 millones de turistas de forma constante, un récord que ahora parece difícil de coordinar.

El 2020 fue un año para olvidar, aunque los engranajes de la industria turística española empezaron a girar. Un ejemplo de esto es que la industria de los viajes de cosecha propia (internos) empujó a numerosos españoles a moverse dentro de su propia región.

Agustín Vignale, afirma que “enero, febrero y marzo es la temporada más baja en Europa, son una época de menos visitas pero con más citas ya que los particulares están haciendo gestiones para el final de la primavera. Por lo tanto son un tiempo largo de citas a pesar de que hay un volumen de individuos que se presentan y dentro de un año será un tiempo de acomodarse y buscar la nueva ordinariez después de la pandemia“.

Algunas excepciones que mostraron un pequeño repunte fueron Barcelona, Madrid y las Islas Canarias, tres de los famosos lugares que se convirtieron en una opción directa para los individuos que antes de la pandemia gustaban de trasladarse a Francia, Alemania o Italia.

También la Costa del Sol andaluza tuvo un interesante tránsito de turistas españoles, que antes preferían zonas del norte África, Egipto o Grecia. Esto se plasmó en el aumento de demanda de los servicios de transfers en Málaga.

La duda se mantiene en torno a una potencial “última ola”, aunque los distintos marcos de la industria de viajes, al igual que las fuentes gubernamentales, se muestran esperanzados con respecto a ella dependiendo de tres puntos de apoyo: la inmunización masiva, los controles severos sobre el paso a la nación y las convenciones estériles severas de forma constante.

Más allá de la industria turística, algunos veraneantes de la Unión Europea se animan a viajar dentro del continente y España sigue siendo una referencia para la zona. No es raro que restauración y hotelería haya mostrado una sólida actuación después de un terrible 2020.

España está mostrando ahora las primeras miradas en la recuperación de la industria de los viajes y las cifras muestran que a finales de la primavera de 2021 se crearon incrementos de entre el 30 y el 40% de los veraneantes globales que rompieron con la latencia para disfrutar.

Por otra parte, el final de 2021 arrojaría una cifra nada despreciable de entre 9 y 11,5 millones de turistas externos, lo que sería un final de temporada satisfactorio, aunque muy alejado del potencial típico del país. Como expresa el Instituto Nacional de Estadística, “el final de 2021 tendrá una recuperación de aproximadamente el 70% en cuanto a visitantes desconocidos“.

España jugó y juega un nivel impresionante como objetivo viajero ya que cumple con un grado de inoculación excepcionalmente significativo siendo un ejemplo y un modelo en Europa y en el planeta en niveles de inmunización y está demostrado, y se pueden ver las curvas ascendentes de casos como Alemania, Austria, Francia, Rusia, e Inglaterra donde los casos están aumentando mucho y hay nuevas limitaciones, particularmente para los no vacunados.

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *